jueves, 20 de octubre de 2011

El viaje en submarino

Vuelve a ser jueves, día 20 de Octubre, estamos en el SJDeu esperando la ambulancia. Tengo que tapar a Leo con una sabana estéril que me han facilitado, yo voy con ropa del hospital. Salimos con mascarilla y guantes, llevo a Leo en brazos. Entramos en la parte trasera de la ambulancia, tengo mucho cuidado de no tocar nada. Leo llora porque apenas puede moverse, esa era la función ademas de protegerle de la sabana, impedir que se quitase la minimascarilla. 
Ahora es momento de agradecer a todo el equipo de la UCI, sobretodo a la enfermeras que llevaron a Leo, y especialmente a Ana Otero el cariño que le prestó a  Leo mientras yo no estaba con él. Ana y Leo siguen teniendo una relación, ella viene a verlo cuando puede a su pequeño camarote. 
También la planta 9 del Hospital San Joan de Deu, que sin ser una habitación cámara y sin estar especializados en estos casos, fueron muy cuidadosos, amables y profesionales. Gracias al equipo de enfermería que transformó una habitación en una cámara. 
Seguimos en la ambulancia, entramos en la ronda para llegar al hospital Sant Pau. Todo es nuevo, llegamos al bloque E, planta 2. Es pediatría. 
Nos espera la enfermera, es Gloria, y también una auxiliar. Nos acompañan a una habitación cámara. Estamos en la habitación 213. 
Al entrar allí con Leo sentí dos cosas: Era frio, una sensación de frialdad, de ver una habitación de hospital. Después de estar en SJDeu, mas de un mes, me pareció como si "no estubiesemos en casa". A la vez sentí alivio, sentí que en esa habitación Leo iba a estar protegido. Pronto haríamos que esa habitación se convirtiera en su camarote, el hospital en su submarino, las enfermeras en sirenas, las auxiliares en peces de colores, los médicos en tiburones, las señoras de la limpieza en pececillos, el fisio en delfín...
Iba a ser un viaje alucinante, lleno de pequeños baches...y de grandes logros. 


Pesan a Leo, pesa 6300 gr. Tiene 10 meses. 


Proxima parada: En busca del donante

2 comentarios:

  1. Hola mamá, gracias por compartir una parte tan íntima e importante de tu vida. Abrázate fuerte a ese bebé tan precioso que teneis que él os ayudará a seguir adelante. Dale a Leo muchos besos.

    ResponderEliminar